Nunca Sentirás Que Estás Listo… ¡Hazlo de Todas Formas!

Nunca sentiras que esta listo

Nunca estarás cien por ciento listo para un examen final. Podrías haber estudiado más, leer una última página antes de entrar en el aula o hacer un examen de práctica más para mejorar tus conocimientos.

Nunca estarás lo suficientemente preparado para comenzar un proyecto ambicioso. Podrías haber pedido más opiniones, haber asistido a diferentes cursos de preparación o haber hecho una investigación más profunda teniendo en cuenta cientos de variables y escenarios posibles.

La verdad es que nunca estarás lo suficientemente preparado para tomar el tren. Pero si no lo haces, puedes perder una de las mejores oportunidades que se te presenten.

No tendrás oportunidades ilimitadas de tener lo que quieres y nada es peor que lamentar las oportunidades que no aprovechaste.

No hay un plan perfecto

He visto a mucha gente entusiasmarse con el marketing de afiliación, pero lo dejan antes de lanzar una campaña.

Una de las mayores lecciones que hemos aprendido en la vida es que hay que empezar tan pronto como se tiene la idea. Se llama “velocidad de implementación”… cuán rápido puedes ejecutar un plan.

Lo que pasa con la mayoría de la gente es que quieren investigar, investigar, e investigar. Quieren pasar meses leyendo blogs y foros antes de lanzar una aplicación móvil.

Es una forma de que la gente sienta que está progresando, sin tener que trabajar de verdad o arriesgarse.

Cuanto más investigan sin hacer ningún progreso, más sobreanalizan. Llega un punto en el que se convencen de que ya no es una gran idea y se lanzan al siguiente objeto brillante.

O quieren esperar hasta que sienten que “están listos”. Quieren trabajar más para ahorrar dinero, o tal vez lean algunos libros o estudien redacción.

Las grandes personas hacen cosas antes de estar listas. Hacen las cosas antes de saber que pueden hacerlas. Así es como la gente y las organizaciones crecen, tomando riesgos.

¡Salta y no mires atrás!

Nunca hay un momento perfecto, el momento es ahora.

Tan pronto como escuchamos sobre las apps móviles, entramos en acción ese mismo día.

No teníamos ni idea de qué coño estábamos haciendo. No teníamos experiencia, ni mentores, y apenas teníamos presupuesto. Pero dejamos que nuestro entusiasmo por lo que era posible dominara nuestros miedos.

Todo el mundo dice “piensa en grande”. Vamos a ser honesto… no nos gusta ese consejo. Cuando pensamos en grande – nos intimidamos y nos asustamos.

En lugar de eso, descomponemos nuestros objetivos en las acciones más pequeñas posibles.

No te presiones para ganar 10.000 dólares en unos pocos meses. ¿Sabes cómo crear una app y montar un negocio basándose en ellas? Hazlo, y hazlo lo mejor posible. Luego, piensa en el próximo ladrillo que debes dominar.

Ser un emprendedor es como saltar de un acantilado y confiar en ti mismo para construir un paracaídas en el camino hacia abajo.

No necesitas un mentor. Muy pocas personas tienen uno cuando empiezan; no debería ser un cuello de botella.

No necesitas un plano exacto de lo que hay que hacer en cada situación. Eso viene con la experiencia.

No hay ningún momento mágico en el futuro en el que te sientas preparado. Nunca te sentirás listo, así que mejor empieza ahora.

La mejor manera de aprender es tomar una acción directa. La acción directa significa pasar el tiempo disparando la pelota de baloncesto.

La acción indirecta significa ir de compras para encontrar la mejor ropa y zapatos de baloncesto. ¿Cuál te llevará más lejos?

No te preocupes por las cien cosas que tienes que hacer. En un momento dado, sólo hay un mejor movimiento que hacer. Lidiarás con los problemas del futuro cuando el futuro esté aquí.

Progresarás mucho más tomando medidas y cometiendo un error que sentado ahí tratando de idear el plan perfecto.

Hay cosas ahí fuera que parecen intimidantes.

Hechos: Nadie se aburría sabiendo cómo hacer X. Todos los expertos en X eran principiantes que lo descubrieron.

Hay gente ahí fuera mucho más exitosa que tú, que empezó con menos confianza y menos recursos. No tienes excusas.

Lo difícil es bueno. Cuanto más difícil es algo, más gratificante es. Cuanto más difícil sea algo, menos competencia tendrás a largo plazo. Todos quieren lo fácil.

Confía en que lo resolverás por el camino. Te prometemos que eres más inteligente de lo que crees que eres.

Este es nuestro consejo final: Di “Sí” y luego averigua cómo hacerlo.

Como escribió Paulo Coelho:

Cuando menos lo esperamos, la vida nos plantea el desafío de probar nuestro valor y nuestra voluntad de cambio; en un momento así, no tiene sentido fingir que no ha pasado nada o decir que aún no estamos preparados. El desafío no esperará. La vida no mira hacia atrás.

Por tu éxito,

El Equipo de Apps Rentables.

¿Que opinas sobre esto?

* Campo Requerido