¡8 Meta-Hábitos para que el 2020 sea tu Año de Avance y de PURO Éxitos!

Meta hábitos para ser exitoso

Lo que encontrarás en esta articulo, no se trata de una colección inútil de hábitos aleatorios.

La mayoría de los artículos que comienzan con frases como:

  • 10 hábitos
  • 7 maneras
  • 99 cosas

…son una colección completamente aleatoria de consejos que están, si tienes suerte, de alguna manera asociados con lo que estás tratando de lograr.

Nos encanta hacer clic en estos titulares porque satisfacen nuestra necesidad de gratificación instantánea.

De alguna manera pensamos que nos darán una solución rápida a cualquier problema que estemos tratando de resolver.

Este artículo es diferente, aunque el título es el mismo.

No vamos a decirte que medites diariamente y que apagues más tu teléfono, aunque estos son grandes hábitos a adoptar si quieres cambiar tu vida.

En cambio, vamos a compartir contigo 8 meta-hábitos extremadamente poderosos que transformarán tu vida sin importar lo que quieras lograr.

  • Funcionan si quieres perder peso.
  • Funcionan si quieres ganar más dinero.
  • Funcionan si quieres ser promovido en tu trabajo o encontrar un nuevo trabajo.
  • Funcionan si quieres tener mejores relaciones.

Si puedes hacer que estos 8 meta-hábitos formen parte de lo que eres, tu vida mejorará exponencialmente.

Implementar uno de ellos cambiará tu vida. Implementar todos ellos te convertirá en una persona completamente diferente.

¡Vamos!

1. Conviértete en un esencialista y concéntrate en lo que más importa.

“Puedes hacer cualquier cosa, pero no todo.” – David Allen

Con nuestra experiencia en el mercado hispano enseñado a las personas como desarrollar un negocio online,  nos preguntan mucho lo siguiente:

“¿Cómo puedo abarcarlo todo?”

La gente de alguna manera piensa que la clave del éxito es ser capaz de “hacerlo todo”.

Pero, de hecho, lo contrario es cierto: Cuando queremos hacerlo todo y más, perdemos completamente el contacto con nosotros mismos y lo que es realmente importante.

Cuando todo es una prioridad, no hay prioridades.

Es cuando estamos ocupados, pero no somos productivos.

Constantemente en movimiento, pero nunca llegamos a ninguna parte.

Ya sea que tratemos de ponernos en forma, mejorar nuestras relaciones o crear una App, cuando nos concentramos en hacer todo esto, nunca generamos un verdadero impulso para lograr las cosas que realmente importan.

Tener éxito en la vida y en los negocios no se trata de conseguirlo todo. Se trata de hacer las cosas correctas. Se trata de hacer menos, pero mejor.

Se trata de avanzar en los objetivos más importantes cada día y de privarse conscientemente de todo lo demás.

Se trata de decir “NO” por defecto y decir “SÍ” sólo a las pocas cosas vitales que realmente importan.

En resumen, tener éxito en los negocios y en la vida es hacer lo que más importa.

Es por eso que la creencia de que tenemos que “hacerlo todo” y “podemos tenerlo todo” nos está frenando en la vida. A lo grande.

La verdadera pregunta es:

¿Qué es lo que realmente quieres, una vida de complacer a la gente y luchar por cumplir todos tus compromisos o una vida de éxito en las pocas áreas que realmente te importan?

Concentrarse en lo que más importa es la clave para la felicidad, el éxito y la realización, según el autor de “Esencialismo: Logra el máximo de resultados con el mínimo de esfuerzos”, Greg McKeown:

“Sólo una vez que te des permiso para dejar de intentarlo todo, para dejar de decir sí a todo el mundo, podrás hacer tu mayor contribución a las cosas que realmente importan”.

Actúa ahora:

  • Tómate un tiempo para evaluar lo que es realmente importante para ti. Haz una lista de tus principales prioridades para este año. Las prioridades son áreas de la vida como la familia, la carrera, la salud, los pasatiempos, etc. Elige sólo 3. Crea un plan de acción para eliminar, limitar y racionalizar todo lo demás.
  • Toma una decisión consciente de enfocarte en estas 3 cosas y acepta las compensaciones que tienes que hacer. Siempre que te sientas tentado por el miedo a perderte y distraerte, recuerda que centrarse en lo que más importa es lo que te dará el verdadero éxito, la alegría y el sentido de la vida.
  • Empieza a decir “SÍ” por defecto a casi todo porque sabes que cuando estás diciendo “SÍ”, en realidad estás diciendo “NO” a cosas más importantes que podrías estar haciendo en su lugar. No dejes que los demás prioricen tu vida – ¡toma el control de tus elecciones!

2. Elimina todos los conflictos internos de tu vida.

La mejor manera de frenar el logro de un objetivo es querer dos cosas mutuamente excluyentes al mismo tiempo y, como resultado, iniciar una lucha interna en tu mente.

  • No puedes querer perder peso y al mismo tiempo querer pasar tus días en el sofá comiendo helado y pizza.
  • No puedes querer construir un negocio secundario rentable y al mismo tiempo querer pasar todo tu tiempo libre con tus amigos.
  • No puedes querer construir hábitos saludables y consistentes y también querer vivir tu vida de forma completamente espontánea sin un horario.

Cuando queremos dos cosas diferentes y opuestas, creamos una resistencia innecesaria en nuestra vida que nos mantiene atascados.

Enfrentar un conflicto interno es como caminar por el barro: Es dolorosamente lento, agotador y desagradable.

Pero cuando somos capaces de crear un 100% de claridad interna sobre lo que realmente queremos, podemos finalmente liberarnos de los bloqueos mentales que nos hemos construido y caminar el camino hacia nuestras metas sin resistencia, casi sin esfuerzo.

Actúa ahora:

  • Pregúntate lo que realmente quieres y toma una decisión de una vez por todas.
  • Cada elección viene con compensaciones, no siempre puedes tener tu pastel y comértelo también.
  • Deja de intentar elegir lo mejor de dos opciones contradictorias. Comprométete con una elección al 100% y acepta todo lo que viene con ella.

3. Comienza tu día con la cosa más importante.

La brecha entre conocer tus objetivos y realmente llevarlos a cabo puede atravesarse gastando tu tiempo, energía y enfoque mental en lo que te permitirá salir adelante.

La mayoría de las personas experimentan su pico mental y físico antes de la hora del almuerzo.

Las horas de la mañana son un momento privilegiado para hacer un trabajo profundo en proyectos importantes y hacer ejercicio antes de un día ocupado.

Sin embargo, la mayoría de las personas deciden comenzar su día con distracciones insignificantes como las redes sociales, el correo electrónico y las reuniones innecesarias.

Como resultado, se esfuerzan por hacer cualquier cosa que valga la pena antes de la comida, sin embargo, después de la comida, la caída de la tarde se pone en marcha y se esfuerzan por hacer un buen trabajo.

Y muy pronto, el reloj marca las 6:00 pm y es hora de la hora feliz y de Netflix.

Si tu día se ve así, no te sorprendas al encontrarte con excusas como:

  • “No tengo tiempo para trabajar en mi negocio secundario”.
  • “Estoy demasiado cansada para ir al gimnasio después del trabajo”.

La mañana es el mejor momento para acelerar tu crecimiento y avanzar en tus objetivos, así que no la desperdicies.

Las personas más exitosas tratan sus mañanas como un tiempo sagrado para trabajar proactivamente en lo que les importa a ellos, no a todos los demás.

Priorizan una rutina matutina saludable y un trabajo profundo antes de revisar sus correos electrónicos, tomar llamadas y consumir información.

De esta manera, han ganado el día para la hora del almuerzo y no importa lo que venga después.

Salen adelante en sus proyectos más importantes aunque tengan que pasar 3 horas de la tarde en una tarea urgente y sorpresiva.

Se mantienen saludables incluso si tienen un evento social después del trabajo porque hicieron ejercicio antes de ir a la oficina.

Otras personas no pueden descarrilar sus prioridades porque priorizan proactivamente sus metas en la mañana antes de que empiece la locura.

Actúa ahora:

  • Analiza tu mañana y evalúa si estás gastando el tiempo, energía y enfoque mental en lo que realmente importa en tu vida.
  • Luego, haz un plan para comenzar tu día dedicando 10 minutos a tus prioridades principales, como hacer una rápida sesión de ejercicios, trabajar en un proyecto paralelo o hacer una rápida meditación.
  • Empieza con las frutas que no cuelgan, reemplazando los hábitos innecesarios como desplazarse por Instagram en la cama durante 30 minutos antes de levantarte y cambiar las reuniones de la mañana por las de la tarde.
  • Luego, si es necesario, empiece a levantarte más temprano para tener tiempo extra para trabajar en tus metas y trabaja hasta llegar a pasar 2-3 horas cada mañana en tus metas principales.

4. Cura obsesivamente lo que consumes.

Cuando alimentas tu mente con información que te distrae y con conversaciones sin apoyo con amigos negativos, te estás preparando para el fracaso.

Ver un vídeo divertido de un gato en YouTube puede parecer inofensivo e incluso puede poner una sonrisa en tu cara.

Sin embargo, lo más probable es que no estés viendo sólo ese vídeo.

Y aunque no te caigas por la madriguera del conejo, imagina cómo te sentirías si en vez de eso escucharas un podcast de empoderamiento sobre el logro de objetivos?

Salir con amigos que se quejan y chismorrean constantemente también puede parecer inofensivo, e incluso puede que te guste hacerlo.

Pero ahora imagínate salir con personas que están en un viaje similar al tuyo y que quieren alcanzar los mismos objetivos.

Imagínatelos dándote poder para tomar medidas y compartiendo valiosos consejos y estrategias que te ayuden a salir adelante.

Creo que ya sabes a dónde vamos con esto.

No creemos que las redes sociales sean malas. No creemo que los videos de gatos sean peligrosos. Y no creemos que todos los que se quejan y cotillean sean malas personas.

Sólo creemos que podríamos pasar nuestro tiempo más sabiamente.

Creemos que cuando curamos obsesivamente lo que consumimos y las combinamos con nuestros objetivos, obtendremos un resultado mucho mejor.

Actúa ahora:

  • Evalúa tu consumo de redes sociales y las personas con las que te relacionas.
  • ¿Dónde puedes hacer una actualización que mejore significativamente tu vida?
  • ¿Qué libros, podcasts y artículos sobre medios de comunicación puedes añadir a tu lista de lectura para ayudarte a alcanzar tus objetivos?
  • ¿A quién puedes dirigirte para tener una conversación que te ayude a alcanzar tus objetivos?

5. Entrena tu cerebro para conseguir lo que quieres.

Tu cerebro está diseñado para conseguir lo que quieres y mantenerte alejado de lo que no quieres (dolor, peligro).

Ahora, puedes pensar que le estás diciendo a tu mente que quieres estar en forma y ser sexy… pero qué hay de todas esas veces en las que te dices cosas como:

  • “Realmente quiero comer esa pizza. Es mi favorita”. Me gustaría poder comerla”.
  • “No tengo ganas de hacer ejercicio hoy. Estoy cansado y prefiero quedarme en el sofá”.

El problema es que tu mente siempre está escuchando, no sólo cuando estás estableciendo tus objetivos.

Y cuando estás pensando cosas así, tu mente empieza a reforzar tus pensamientos con sentimientos como un profundo deseo de comer pizza que te acerca aún más a lo que quieres: la pizza.

Por lo tanto, cuando se quieren alcanzar grandes metas, es necesario cambiar completamente la forma de hablar de uno mismo para que coincida con lo que realmente se quiere.

En realidad es bastante simple:

Sólo dile a tu mente lo que realmente quieres. Todo el tiempo.

Y cuando se te ocurran pensamientos inútiles y charlas sobre ti mismo, corrígelos.

Aquí hay algunos ejemplos:

  1. “Aunque me encanta la pizza, elijo comer una ensalada y me siento muy bien con ella. Lo que realmente quiero es perder unos cuantos kilos y no voy a renunciar a eso por unos minutos de placer”.
  2. “Aunque estoy un poco cansado ahora mismo, voy a ir al gimnasio. Sé que me sentiré mejor después y estaré orgulloso de mí mismo por haberme presentado. Mantenerme consistente con mis entrenamientos es muy importante para mí”.

Literalmente puedes decirle a tu mente cómo quieres sentirte. Aunque al principio parezca falso, inténtalo y sigue repitiendo el lenguaje de la potenciación a ti mismo, ¡observa cómo empezarás a sentirte de forma diferente!

Actúa ahora:

  • Haz una lista de las frases que te dices a ti mismo regularmente sobre tus metas y los hábitos asociados con ellas. Luego, inventa una versión más poderosa que esté alineada con tus metas.
  • Una vez que estés consciente de tu autohabla y hagas un esfuerzo consciente para reformularla, será más fácil para ti corregir tu autohabla la próxima vez que caigas en pensamientos poco útiles que te desvíen de lo que realmente quieres.
  • Y con el tiempo, tus nuevos patrones de pensamiento se convertirán en un hábito y automáticamente te hablarás a ti mismo de una manera empoderante.

6. Hazte responsable de las promesas que te haces a ti mismo.

Todo el mundo tiene momentos en los que se siente extremadamente motivado e inspirado para alcanzar un objetivo, mejorar y construir una vida mejor.

Y todo el mundo tiene momentos en los que está cansado, exhausto, desmotivado o demasiado ocupado para seguir sus intenciones.

Pero esto es lo que diferencia a las personas exitosas del resto: Aparecen de todos modos. No dejan que las excusas se interpongan en el camino. No dejan que su mente se convenza de lo contrario.

Las personas exitosas se hacen responsables de las promesas que se hacen a sí mismas.

Y cada vez que se presentan a pesar de estar cansadas, desmotivadas y demasiado ocupadas, construyen la resistencia y refuerzan sus hábitos.

Así es como se vuelven imparables.

A continuación se presentan algunas estrategias poderosas para ayudarlte a presentarte aunque no tengas ganas:

Házte una promesa a tí mismo y siempre que te sientas tentado a romper esa promesa, recuerde lo importante que es cumplir tu palabra, por qué tus metas son importantes para ti y lo bien que te sientes cuando las cumple.

Cuando te haces el hábito de interrumpir tu charla mental llena de excusas con estos recordatorios, eventualmente se convertirá en tu defecto y es mucho menos probable que surjan excusas en primer lugar.

Haz que sea inevitable que te atengas a tus hábitos creando desencadenantes de éxito en tu vida. Tu entorno puede apoyar tus objetivos o descarrilarlos.

Todo se reduce al tipo de desencadenantes de comportamiento que te rodean.

Un ejemplo de un factor desencadenante negativo es salir con un grupo particular de amigos que siempre te hacen beber alcohol, aunque quieras reducir tu consumo de alcohol.

Por otro lado, acordar con tu pareja que siempre recoja a los niños a las 5:00 p.m. puede desencadenar que salgas de la oficina temprano y hagas más cosas durante el día.

Analiza tu vida para identificar y eliminar los desencadenantes destructivos. Luego, crea desencadenantes de éxito para ayudarte a alcanzar tus metas.

Actúa ahora:

  • Elige tu estrategia de responsabilidad personal y configúrala.

7. Mantén tus hábitos lo suficiente como para enamorarte de ellos.

Las investigaciones muestran que toma exactamente 66 días para formar un nuevo hábito.

Empezar algo siempre es difícil. Nadie disfruta del primer día en el gimnasio después de un largo descanso.

Pero si te quedas con algo el tiempo suficiente, tu cerebro formará nuevas vías neuronales y te acostumbrarás tanto a hacerlo que se convertirá en una parte normal de tu día.

Te sentirás raro si no lo haces. Sólo piensa en no cepillarte los dientes antes de salir de casa, se siente mal, ¿no?

Cuando se forma un hábito con éxito, ya no es algo que se hace, sino que se convierte en parte de quien eres.

Sin embargo, no es sólo la familiaridad y la rutina lo que hace que sea más fácil mantener tus hábitos después de 2 meses, hay algo más que te hace volver: empiezas a sentirte realmente bien.

El comienzo siempre es difícil. Pero si sigues adelante por mucho tiempo, tu cerebro te apoyará formando un hábito y la alegría de hacerlo hará que vuelvas de forma natural.

Sólo tienes que pasar por la dolorosa primera fase.

Actúa ahora:

  • Piensa en un momento en el que experimentaste este fenómeno. ¿Qué es una actividad que al principio te pareció muy difícil pero que te empezó a gustar mucho a medida que mejorabas y lo hacías de manera consistente?
  • Ahora, piensa en los hábitos que quieres formar ahora y cómo puedes asegurarte de que te mantendrás en ellos el tiempo suficiente para enamorarte del proceso.

8. Afila tu sierra para asegurar un rendimiento máximo consistente.

“Dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las cuatro primeras afilando el hacha”. – Abraham Lincoln

A nadie le gusta presentarse para alcanzar sus objetivos cuando está privado de sueño, enfermo, ansioso o deprimido.

Y aunque es importante presentarse sin importar qué (ver punto 6), luchar contra uno mismo todos los días no es una forma sostenible de alcanzar tus objetivos.

Cuando se trata de tener éxito, tu eres el activo más importante. Un cuerpo saludable te da la energía que necesitas para lograr todo lo que te propones.

Una mente fuerte te da la resistencia que necesitas para seguir adelante cuando se pone difícil. Y un alma feliz asegura que te sentirás bien en el camino.

Tu cuerpo, tu mente y tu alma son tu sierra, ¡y debes mantenerla afilada si quieres cortar árboles de forma eficaz!

Aquí hay algunas estrategias para asegurar un rendimiento máximo en todo momento:

El cuerpo:

Duerme: Si te falta energía, empieza por dormir bien antes de hacer cualquier otra cosa. Al igual que no puedes superar una mala dieta, no puedes arreglártelas para sentirte bien sin dormir bien.

La mayoría de las personas prosperan con 7-8 horas de sueño por noche y un horario de sueño regular, no lo compliques demasiado.

Comida: Experimenta y descubre qué tipo de alimentos y horario de comidas te hacen sentir mejor diariamente.

Algunas personas prosperan con la dieta keto, mientras que otras se sienten mejor al cortar la carne.

Algunas personas tienen la mayor energía en un horario de ayuno intermitente mientras que otras necesitan pequeñas comidas regulares para mantener estable su azúcar en la sangre.

No hay una sola dieta para optimizar tu energía, ¡necesitas encontrar lo que funciona para ti!

Si no tienes idea, comienza con 3-4 pequeñas comidas balanceadas que consistan en alimentos frescos y reales.

Haz ejercicio: Mover tu cuerpo, especialmente cuando estás sudando, levanta tu estado de ánimo y aumenta tu energía.

Por lo tanto, el ejercicio diario es un hábito perfecto para un estilo de vida de alto rendimiento.

La mente:

Revisa tus metas diariamente. Mantener tus metas en mente te ayudará a priorizar lo que es importante en tu día.

Alimenta tu mente con información que le dé poder. Mira el punto 4.

Revisa tu semana. Haz un seguimiento de tu progreso y escribe en tu diario o agenda lo que ha ido bien y lo que quieres mejorar.

De esta manera, tendrás un punto de control regular para mantener tu mente enfocada en tus objetivos.

Alma:

Tómate tiempo para hacer las cosas que te gustan con regularidad. Sólo trabajar en tus objetivos y retrasar constantemente la gratificación es una receta segura para rendirse.

Permítete una hora de tiempo de relajación libre de culpa para hacer lo que quieras cada día.

Además, encuentra maneras de recompensarte y tratarte de manera que no descarrile tus metas.

Por ejemplo, si quieres generar mas dinero con tus Apps, analiza nuevos nichos o busca la forma de mejorar las apps que ya tienes en lugar de ponerte a ver tu serie favorita de Netflix el dia completo. 😛

Por tu éxito,

El Equipo de Apps Rentables

¿Que opinas sobre esto?

* Campo Requerido