5 Errores que DEBES Evitar Cuando Diseñas tus Aplicaciones en 2019

Errores de diseño de aplicaciones

¿Crees que la gente pasa el tiempo pensando en lo genial que es la aplicación para móviles de Instagram? Absolutamente no.

El mejor diseño de aplicación es aquel que los usuarios desconocen, aquel que ni siquiera notan. Lamentablemente, sólo los malos diseños son los que los usuarios recuerdan.

Para crear un diseño de aplicación tan bueno que pase desapercibido, los diseñadores necesitan tener un profundo conocimiento de los dispositivos, la psicología del usuario y la voluntad de descartar lo que han aprendido y empezar de nuevo desde cero.

Desafortunadamente, muchos diseñadores subestiman estas complejidades, lo que conduce a errores de diseño.

La mala noticia es que los usuarios no están de humor como para comprometerse con esas interfaces de usuario mal diseñadas.

De hecho, un sorprendente 75{bac5aee1d009f76b1dd0fc9260a238ac6ee2b534a239c3f1a7a523f716302a02} de los usuarios eliminan una aplicación en un plazo de 90 días a partir de su instalación.

Para asegurarte de que tu aplicación no acabe en la papelera, y de que los esfuerzos de tus diseñadores no se desperdicien, concéntrate en la interfaz de usuario.

Esto significa encontrar los defectos de diseño que pueden poner en riesgo tu aplicación en 2019.

Estos son los 5 errores de diseño de aplicaciones a evitar en 2019:

ERROR #1. Olvidar el poder del ‘pulgar’.

Los usuarios navegan por las aplicaciones móviles sobre todo con el pulgar, cualquier interfaz de usuario que exija más que eso será considerada como un “esfuerzo”.

Un estudio realizado por Josh Clark, autor de Designing for Touch, muestra que el 75{bac5aee1d009f76b1dd0fc9260a238ac6ee2b534a239c3f1a7a523f716302a02} de las interacciones móviles están impulsadas por el pulgar.

Ignorar el pulgar supondrá otro gran reto para los diseñadores en 2019. El tamaño medio de la pantalla en 2018 estaba entre 4,7 y 5 pulgadas.

Con los nuevos teléfonos inteligentes con un tamaño de pantalla que va de 5,1 a 5,5 pulgadas, la navegación con el pulgar se va a convertir en un elemento de interfaz de usuario más complejo y necesario.

Consejo: En la fase de desarrollo, realiza un mapeo del pulgar: una representación visual para identificar las áreas accesibles con un solo pulgar. Coloca tus botones (llamadas a la acción) en esas áreas.

Sin embargo, presta atención al tamaño del botón. Botones demasiado grandes pueden hacer que la interfaz de usuario se vea fea, demasiada pequeña hace que sea difícil hacer clic.

Para evitar confusiones, sigue el tamaño de objetivo recomendado de 7-10mm.

ERROR #2. Falta de consistencia

Un color y tipografía diferente en cada página confundirá a los usuarios hasta el punto de frustrarlos y finalmente eliminar la aplicación.

Un conjunto de elementos de diseño no estándar aumenta la curva de aprendizaje, haciendo que tu aplicación sea menos intuitiva.

La consistencia en el diseño de aplicaciones también significa estar sincronizado con el tema general de la marca.

Tu aplicación móvil no puede ser tratada como una entidad separada, de hecho, debe ser vista como una extensión de tu marca.

Consejo: Para permitir un movimiento perfecto de un color o tipografía a otro, la progresión visual debe pasar de pesado a ligero.

Mira este ejemplo.

Imagen cortesia de Imagenesmi.com

ERROR #3. Jerarquía de información deficiente

Cuando diseñas algo, sea lo que sea, un sitio web, una aplicación, una persona interactuará con él de alguna manera.

Es necesario planificar y diseñar de acuerdo con el grado de importancia de la información que se presenta, en función de la forma en que alguien interactúe con ella.

Consejo: Siéntate y piensa en lo más importante que quieres mostrar. Una vez que conozcas tus prioridades, podrás distinguir cosas importantes con la ayuda de fuentes, colores, tamaño, ubicación, etc.

Necesitas pensar en lo que la gente hace con tu app, en entornos ideales y no ideales, y diseñarlo en consecuencia.

ERROR #4. Sobrecarga cognitiva

La sobrecarga cognitiva se produce cuando se vierte demasiada información a los usuarios simultáneamente, dejándolos mentalmente exhaustos.

El hecho de que a la gente le resulte difícil mantenerse al tanto de tu aplicación supera todo el propósito de tu diseño de interfaz de usuario.

La capacidad de procesamiento cognitivo difiere para cada persona, algunos pueden captar la interfaz de usuario complicada al instante, mientras que para otros consume un poco de tiempo.

El truco es reducir el diseño de tu aplicación porque el consiente intelectual del usuario se divide en varias tareas; Por ejemplo, mientras utilizan tu aplicación móvil, la gente puede estar haciendo varias tareas a la vez, como cruzar la calle, hablar con otra persona, etc.

Consejo: Te vamos a dar algunas maneras de reducir la sobrecarga cognitiva mientras se mantiene la interfaz de usuario rica e interactiva, lo que garantiza que los usuarios no se desplacen.

  • Utiliza la técnica de divulgación progresiva. Secuenciar la información y las acciones en varias pantallas para evitar que el contenido se acumule en una página.
  • Mantén los elementos de diseño al mínimo. Evita utilizar demasiados elementos, en su lugar, trata de aprovechar al máximo el `espacio blanco’.
  • Microcopia. Estos pequeños trozos de copias de contenido hacen que la acción complicada sea sencilla, a la vez que mantienen limpia la interfaz de usuario. El diseño simple pero efectivo de la aplicación hace que el usuario se incorpore rápidamente.

Mira este ejemplo de un diseño simple pero efectivo que hace que el usuario se incorpore rápidamente.

ERROR #5. Clonar a tus competidores

A menudo, los diseñadores olvidan la diferencia entre inspiración y plagio. Al tratar de vencer a la competencia, clonan la interfaz de usuario al punto exacto, haciendo que el diseño de la aplicación no sea más que un fraude barato.

Tomar algunos elementos de tus compañeros no es una mala idea, de hecho, debería ser bienvenido.

Después de todo, es mejor replicar algo que ha sido probado y comprobado. Sin embargo, no caigas en la trampa de copiar todo, y me refiero a todo; desde el color, la tipografía, el tema, la plantilla, etcétera, etcétera.

Probablemente es por eso que Pablo Picasso había citado famosamente:

Los buenos artistas copian, los grandes artistas roban.

Consejo: Aprende de lo que tus competidores están haciendo bien, úsalo y combínalo con tus ideas.

Del mismo modo, también puedes ver los defectos de la interfaz de usuario de tus competidores y, en consecuencia, realizar mejoras en el diseño de tu aplicación.

Palabras finales

“El diseño no es ciencia, no hay fórmula mágica para el éxito”.

Incluso si evitas estos 5 grandes errores, lo que diseñaste puede desmoronarse cuando el usuario entra en contacto con él.

Simplemente no puedes anticipar todo lo que la gente puede hacer. Por eso hay que observar el comportamiento y las necesidades de los usuarios con la ayuda del análisis y otras herramientas.

Luego, reacciona en consecuencia y mejora tu aplicación. El diseño debe estar relacionado con el cambio para mejorar la experiencia del usuario continuamente.

Nunca te duermas en los laureles, porque siempre hay algo que puedes diseñar mejor.

¿Estas comentiendo estos errores de diseño en tus aplicaciones? ¡Cuentanos en los comentarios abajo!

¿Que opinas sobre esto?

* Campo Requerido