Cómo ser más productivo trabajando desde casa

El mundo parece que no ha sido el mismo durante estos últimos años, hay muchos estudiantes y trabajadores que necesitan seguir manteniendo el ritmo y completar sus deberes.

No es fácil evadir las distracciones y mantenerse concentrado. Entonces nos preguntamos ¿Qué necesitamos para ser más productivo?

Al final parece que no has completado las tareas que querían, hay que admitir que trabajar desde casa se puede volver bastante complicado, la procrastinación está a la orden del día.

Aquí te mencionamos 5 consejos para que puedas sucumbir todas las distracciones y recuperar el control de tu tiempo.

Tips para organizar tu trabajo desde casa

¿Cuándo eres más productivo?

No todas las personas somos iguales, algunos somos más productivos en las primeras horas de la mañana, otras por las horas de la tarde, otras después de comer.

Incluso no necesitamos las mismas horas para dormir, unos necesitan 9 y otras 6.

La base para que alcances tu productividad al máximo está en organizar tus días de manera que te puedas relajar, pero te enfoques cuando lo tengas que hacer.

Al poder quedarnos en casa tenemos la ventaja de poder gestionar nuestro tiempo según creemos que rendiremos más.

No te olvides de ser consciente de los mejores momentos que tengas de concentración y adapta tus rutinas a ella.

¿Cuánto tiempo dedicas a una determinada actividad?

¿Cuánto tiempo te toma leer 10 páginas de un libro? ¿Cuánto tiempo te toma leer y responder al menos 5 correos electrónicos? Es importante ser consciente de cuanto tiempo necesitamos para hacer lo mayor posible.

Adquirir todos estos conocimientos te va a permitir ser más flexible con tu carga de trabajo. Si por ejemplo las tareas que realizas a lo largo del día varían en su longitud, te podría resultar efectivo si primeros haces las tareas más fáciles primero, eso hará pensar a tu cerebro que está avanzando rápido y tendrás en mente que has aprovechado el tiempo.

Márcate objetivos alcanzables

Si quieres leer un libro no empieces con la idea “voy a leer hasta que me aburra” esta es la mejor manera para no tener el control de progreso.

Lo que haces en este caso es dividir lo que tienes que hacer, es decir, lee al menos 20 páginas al día para que en un aproximado de dos semanas termines el libro.

Lo mismo aplica a tu trabajo, no es necesario que hagas todo del golpe, gastaras todo tu cartucho en un solo disparo.

Existirán días donde quizás hagas menos, otros harás más, pero puedes tener en mente un puto de referencia. Esto te permitirá entender si estás progresando o si necesitas cambiar tu organización.

Definir lo que significa «suficiente».

Cuando llegues al final del día, debes preguntarte: ¿he hecho lo suficiente hoy? Para responder a esta pregunta, primero hay que definir lo que significa «suficiente».

Trabajar (o estudiar) lo suficiente puede significar trabajar un mínimo de horas al día o hacer un mínimo de tareas. Por lo general, la calidad es mejor que la cantidad; así que si has planeado estudiar dos capítulos -he trabajado en un proyecto específico hasta terminarlo- puedes sentirte satisfecho, aunque hayas dedicado menos horas de las previstas.

A la inversa, no tiene sentido estar inclinado sobre el escritorio durante ocho horas si sólo puedes mantenerte concentrado la mitad del tiempo…

Evaluar los resultados

Ahora que ya sabes cómo organizar tu tiempo y tu carga de trabajo, sólo queda un último esfuerzo: mantener la motivación. Para ello, recompénsate cuando consigas alcanzar tus objetivos. Si no lo consigues, por el contrario, trata de analizarte a ti mismo y ver si podrías haber gestionado mejor tu tiempo.

Si eres culpable de ser demasiado indulgente contigo mismo, intenta corregirte. Si, por el contrario, el objetivo que te habías marcado era simplemente demasiado para conseguirlo en un día, intenta reorganizarte, hacer ajustes y cambios -un descanso más corto, empezar una hora antes; pequeñas cosas- y vuelve a intentarlo.

Para ser productivo en casa, hay que ser consciente

Conocer tus puntos fuertes y débiles; tu momento; tu estilo; lo que te funciona mejor; lo que quieres conseguir. Ese es el mejor lugar para empezar.

¿Que opinas sobre esto?

* Campo Requerido